je suis Paris

Je suis France

Tal vez en París, Damasco, Alepo…

—Mamá, ¿por qué no ha vuelto papá hoy?—No hubo respuesta.

—Me prometió que me ayudaría a hacer los deberes. 

—No volverá hijo. Ellos nos lo quitaron.—respondió su madre casi sin poder hablar y con la mirada perdida en la oscuridad de las calles.

—¿Quiénes son ellos? Seguro que si se lo explico lo entenderán.

—Ellos lo mataron. No volverá.

—¿Y por qué hay gente mala?

—No lo sé. 

—Yo no quiero un mundo así mamá.¿Crees que puede cambiar?

La madre abrazó a su hijo con fuerza y retiró con suavidad las lágrimas de sus mejillas. 

—Sí. Tú puedes cambiarlo. 

—¿Sí mamá? ¿Cómo puedo cambiar el mundo cuando sea mayor?

La madre le dio un lápiz y un trozo de papel a su hijo. 

—Nunca dejes de ser niño y dibujar tus sueños. Nunca.