Bob Esponja

2 Ofertas de Empleo

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][aesop_chapter title=»Oferta de empleo» subtitle=»Volvemos con otra aventura dónde tú eliges tu destino» bgtype=»img» full=»on»]

 

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Amig@s tengo un problema y sólo tú puedes ayudarme. Hoy tengo dos entrevistas de empleo a la misma hora. Me cuesta elegir porque sé que de ello
dependerá todo mi futuro.
¿Puedes ayudarme? ¿Cúal elegirías tú?
Entrevista como doble de Bob Esponja en Port Aventura
Entrevista como limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]



Entrevista cómo doble de Bob Esponja en Port Aventura

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
En la entrevista el señor cangrejo me olió las axilas y los pies. Me contó todo lo necesario para mantener el secreto de las mejores hamburguesas del mundo submarino. Me dio a comer una Burguer Cangreburguer. La poté. Después me comentó que para saber si podía ser un buen Bob Esponja debía elegir entre dos pruebas. Si pasaba la prueba pasaría a otra fase del proceso de selección.
Ayúdame a elegir la prueba.
Meterme en una lavadora desnudo durante tres horas
Subirme desnudo al Dragon Khan

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Entrevista como limpiador de cristales de aviones

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Siempre me gustaron las alturas sobre todo cuando las miras desde abajo. Llegué a la entrevista dos horas antes de lo previsto.
Disculpe he venido volando. El entrevistador me miró a la cara y me dijo. Tú si que vales.
El primer día debía limpiar los cristales del vuelo París – Varsovia. Para empezar me dieron dos opciones de limpieza.
¿Prefiere limpiar los cristales por fuera?
¿Prefiere limpiar los cristales por dentro?

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Meterme en una lavadora desnudo durante tres horas

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
No creo que sea buena idea. Debí decirle que no soy tan absorbente. Empecé a dar vueltas en la lavadora y la cabeza se me encogió por el centrifugado. Me acordé que los vecinos hacían los mismo cuando la abuela no podía dormir por las noches. Al salir tenía el pelo encrespado. El Sr. Cangrejo me miró poco satisfecho.
Tú no eres una esponja. No absorbes nada. Pero te daré una oportunidad para venir al Crustáceo crujiente.
Elige una ventana por donde tirarte. ¿Qué harías tú?
Me tiro por la ventana a ver que pasa
Prefiero tirar al Sr. Cangrejo

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Subirme desnudo al Dragon Khan

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El problema del subir desnudo a una atracción de feria es el bailoteo de las esponjas y el escozor de los tirantes. Cómo la atracción estaba aceitosa salí disparado.
Aterricé en una droguería y allí pude conseguir algo de ropa. En la sección de vesturario unas ancianas me persiguieron con sus bolsos y extintores.
Busqué rápidamente algo que ponerme. Descarté el traje de Caperucita y las botas de un gato. Sólo tenía dos opciones.

¿Qué vestimenta elegirías tú?
Vestirme de orangután
Vestirme de fontanero Mario Bros

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



¿Prefiere limpiar los cristales por fuera?

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El problema de limpiar los cristales por fuera de un avión es que en pleno vuelo no te quieren abrir la puerta para entrar.

La novatada del primer día era dejarme fuera del avión. No es que no me gusten esos paisajes o las nubes. De pequeño me las comía en la librería de la Toñi pero de mayor me saben demasiado dulces.
El piloto debería estar sordo porque por mucho que grité no oyó mis protestas. Así que tuve que enviar una reclamación a la compañía. Pero nadie respondió porque la compañía también estaba sorda a esas alturas. A decir verdad creo que yo también estaba sordo.

Para pasar el rato durante el vuelo podía elegir entre sentarme en un ala o en la cola del avión.
¿Cuál eligirías tú?
Viajar en un ala
Viajar en la cola de avión

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]


¿Prefiere limpiar los cristales por dentro?

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El trabajo de limpieza de cristales en un avión es una estupidez. A la que le pasas el paño el pasajero ya lo vuelve a llenar de vaho y gérmenes.

La dificultad durante el vuelo es encogerse para moletar lo menos posible al pasajero de la ventanilla. Normalmente éste se duerme a los 2 minutos de vuelo. Hacerme enanito y flotar en el aire requiere una dosis adecuada de Orujo y pegamento.

A las dos horas de vuelo una señora se puso de parto. Volví a mi tamaño habitual y al aparecer los pasajeros se pensaban que era un médico.

Tenía que darle una explicación a aquella gente. ¿Qué harías?

Decirles que soy médico cuando bebo orujo
Decirles que no soy médico

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Me tiro por la ventana a ver que pasa

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Salté al vacío y resultó que aquello estaba lleno de fans de Bob Marley. Me costó respirar pero después me acostumbré a la nube de colores y de pompas de jabón.

Mientras bajaba vi dos puntos en el suelo. Uno era rojo y otro verde. ¿En cuál debería caer?
Elijo caer en el punto rojo
Elijo caer en el punto verde

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Prefiero tirar al Sr. Cangrejo

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
No tenía dudas. Lo mejor era tirar al Sr. Cangrejo y dejar de verse humillado por un Crustáceo. Mientras lo veía caer al vacío un ejército de Patricios vinieron a darme un abrazo. Huí de allí cuanto antes y entré en un callejón sin salida. A mi derecha había una entrada al pasaje del terror y a mi izquierda la peluquería de Jack el destripador.
¿Dónde entrarías?
Pasaje del terror
Peluquería de Jack el destripador

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Vestirme de orangután

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Siempre me gustaron las bananas y las orangutanas. Al salir de la droguería un grupo de ecologistas me persiguió para darme un biberón.
Pero al otro lado una protectora me esperaba con una red y un kilo de bananas como cebo.
¿Qué harías tú?
Dejarme atrapar por el grupo ecologista
Correr hacia las bananas

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Vestirme de fontanero Mario Bros

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Salí de la droguería dando saltos sobre una seta. Creo que era alucinógena porque ví dragones y Patricio me esperaba con sus amigas estrellas de mar.
No me gusta la reproducción asexual de mi amigo así que dudé si saludarles o bien irme dando saltos por el polígono.
¿Qué harías tú?
Aguantar a Patricio y sus amigas
Disimular y seguir dando saltos sobre la seta

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Viajar en un ala

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Viajar en el ala puede resultar incómodo porque a la te descuidas se te mete un desperdicio de algún pasajero en el ojo. Me dormí y como era de esperar salí disparado. Durante el descenso me di cuenta que no llevaba paracaidas. Eso no me preocupaba demasiado mientras no llegase al suelo. Puestos a morir al menos quería eligir el lugar de mi caida.

Tenía que decidirme por dos lugares.
¿En qué sitio te gustaría caer?
En un parque de atracciones
En una granja de pollos

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Viajar en la cola de avión

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Viajar en la cola puede resultar incómodo porque a la te descuidas se te mete un desperdicio de algún pasajero en el ojo. Me dormí y como era de esperar salí disparado. Durante el descenso me di cuenta que no llevaba paracaidas. Eso no me preocupaba demasiado mientras no llegase al suelo. Puestos a morir al menos quería eligir el lugar de mi caida. Tenía que decidirme por dos lugares.

¿En qué sitio te gustaría caer?
En un parque de atracciones
En una granja de pollos

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 


Decirles que soy médico cuando bebo orujo

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Señores pasajeros no soy médico y bebo orujo.

La ovación fue espectacular y enseguida me dieron botellas de orujo. Bebí y a partir de ese momento me convertí en médico.

El parto fue fácil aunque el cordón umbilical se enredo en la cabeza de una pelleja que luego no lo quería devolver. El niño resultó ser un señor con corbata.
Mamá soy un político corrupto y hago lo quiero. Le plantó en la cara una carta a su madre de desahucio y pedía por adelantado todo el coste de la universidad. No soy violento pero sentí ganas de estamparle un sello en la cara al niñato.

¿Qué harías con el niño?
Invitarle a saltar del avión
Dejar que el resto del pasaje le diera su merecido

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Decirles que no soy médico

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Señores pasajeros no soy médico.
No importa lo que sea Usted tiene bata blanca y algo sabrá hacer. Busqué una pandereta y una bandurría para hacerme de tunero. Funcionó y el niño resultó ser Joselito. Cantó un Fandango de Huelva.

Al aterrizar un patronicador quería que el niño y yo participáramos en un festival de arte ibérico y otro señor rico que me cansara con su hija.

¿Qué harías tú en mi lugar?
Irme al festival de arte ibérico
Casarme con la hija del hombre rico

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Elijo caer en el punto rojo

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
A pocos metros me di cuenta de que aquel punto rojo era una piscina de gelatina. Hice un esfuerzo para recordar la película de mi vida. Pero no hizo falta porque la podría seguir recordando para siempre que viviera.

El Sr. Cangrejo se acercó y me dio una Burguer Cangre Burguer. Enhorabuena ahora si que
eres un buen Bob Esponja. Desde entonces se me puso el cuerpo amarillo.

Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales para esta historia que te esperan.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Elijo caer en el punto verde

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El verde es el color de la esperanza y también de la lechuga. Caer en una ensalada desde una cierta altura tiene sus riesgos. El problema es cuando te caen encima litros de vinagre de módena. Me ahogué allí como condimento de un banquete para peces gordos. Aunque creo que finalmente conseguí ser un buen Bob Esponja porque mi cuerpo se puso amarillo.

No es el final mejor, pero te esperan otros otros finales para esta historia.

¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Pasaje del terror

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Al entrar al pasaje del terror te confunden con otro actor de reparto. La niña del exorcista te ofrece un café con leche y el muñeco diabólico te da un abrazo de bienvenida.
No es la oferta de empleo que más deseabas pero trabajar en un sitio lleno de monstruos no se consigue todos los días.

Éste es un final monstruoso y con mucho cariño. Hay otros finales que te esperan. Vuelve a empezar la aventura.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Peluquería de Jack el destripador

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Nunca debiste entrar en ese lugar. A Jack no le gustaron los libros del colegio. Especialmente el de matemáticas y tecnología. Los estaba destripando con unas tijeras de los veinte duros. Aquel tipo estaba loco y con violencia me obligó a sentarme en el sillón para pelarme las ideas. Aquella fue la peor experiencia en las últimas 24 horas. Me obligó a tragarme todos los pedacitos del libro de matemáticas. Desde entonces me hago cálculos de trigonometría en la cama y logaritmos neperianos durante el día.

Este no es el mejor final. Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales mejores para esta historia que te esperan.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Dejarme atrapar por el grupo ecologista

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Nunca debiste entrar en ese lugar. A Jack no le gustaron los libros del colegio. Especialmente el de matemáticas y tecnología. Los estaba destripando con unas tijeras de los veinte duros. Aquel tipo estaba loco y con violencia me obligó a sentarme en el sillón para pelarme las ideas. Aquella fue la peor experiencia en las últimas 24 horas. Me obligó a tragarme todos los pedacitos del libro de matemáticas. Desde entonces me hago cálculos de trigonometría en la cama y logaritmos neperianos durante el día.

Este no es el mejor final. Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales mejores para esta historia que te esperan.

¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Correr hacia las bananas

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Las bananas se movían a ritmo de guaracha. Aquellos veterinarios becarios desconocían de la fuerza de un bicho como yo. Me subí por las paredes y escapé con el saco de bananas.
Al abrir una de ellas ya en el tejado me tocó premio. Alguién llamó por teléfono y gracias a uno de los plátanos pude contestar a la llamada.

Necesitamos gente cómo tú para nuestro ministerio de asuntos internos y hacienda. Será trabajo fijo con sobres de azúcar. ¿Entiendes?

De acuerdo. Aunque en esta ocasión mi voz era un graznido de gaviota.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Aguantar a Patricio y sus amigas

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
La amistad es lo más importante mientras no te cortén un brazo. Patricio me abrazó hasta que no pude respirar. Pero mi cuerpo se encogía como gelatina. ¡Era verdaderamente esponjoso y poroso!
El Sr. Cangrejo apareció para felicitarme. Has superado la prueba ahora ya puedes trabajar en Port Aventura.

¡Felicidades!
Sigue leyendo otros finales te están esperando.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Disimular y seguir dando saltos sobre la seta

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
A la que te descuidas das un salto sobre una seta y te has hecho mayor. Pero esta feo tratar así a un buen amigo. Un dragón interrumpe tus pasos con su boca de fuego. Ahora quisieras que tu amigo esté contigo pero ya es demasiado tarde.

El dragón te quema la cabeza. A partir de ahora necesitarás un extintor todos lo días para apagar tu remordimiento.

¡Empieza otra vez y trata mejor a tus amigos!
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En un parque de atraccione

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
La caída al vacío es mi especialidad. Cuando llegué a la altura del hombre me agradeció mi generosidad y me regalo unas entradas a un campo de tiro. Después se marchó y a pocos metros del suelo pensé. El problema no es caer sin paracaídas mientras no llegué al suelo. Vaya te has echo papilla.

Vuelve a intentar otra aventura y piensa bien qué elegir.
Volver a empezar cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En una granja de pollos

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Observé como aquel hombre desaparecía hacía abajo. Me relajé unos minutos viendo la apuesta de sol cuando aquel señor apareció con unos globitos de Bob Esponja.
No me guardaba rencor pero me partió la nariz de una patada. En el forcejeo el paracaídas se cayó y lo perdimos de vista.

Nos quedamos los dos mirándonos y con un globo de Bob Esponja. Solo quedaba esperar el aterrizaje pero llegamos a un acuerdo.

Nos enganchamos al globo y empezamos a subir. Tal vez allí arriba encontremos un trabajo mejor que el de limpia cristales de aviones.
Volver a empezar cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En un parque de atraccione

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Siempre me gustaron las montañas rusas o ucranianas.
El aterrizaje fue bastante molesto. Sobretodo porque me quedé esparcido en varios kilómetros a la redonda.
El forense exijía que le diera una explicación, que no puedo andar saltando en el parque el día de la inauguración del tren de la bruja.
Que lo dejé todo perdido y el servicio de limpieza sale muy caro.
No protesté y me limité a hacerle la botifarra, pero mi brazó salió disparado a la Noria.

¡Qué le vamos a hacer! En la librería de la Toñi seguro tienen pegamentos de barra para solucionar estas situaciones.

¡A ver si afinamos mejor la puntería! ¿Prefieres volver a probar suerte como doble de Bob Esponja o bien otra vez como limpiador de cristales?
Volver a empezar cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En una granja de pollos

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Las pollos no vuelan pero aquel día volaron tras impactar con el suelo.
El cráter que había creado era suficientemente profundo para destapar un llacimiento de petroleo.
El granjero al principio quería rematarme pero luego le dio un abrazo a mi tronco al ver el oro negro.
No protesté por la demora en encontrar mis restos.
No consigue el empleo de limpia cristales pero al menos tendría un buen futuro como espantapájaros en una granja de pollos.

¡Buen final! Prueba otras opciones.

¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Invitarle a saltar del avión

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Más que invitarle a saltar del avión le abrí la ventana de emergia y le empujé.
Pensaba que había un hecho un bien por la humanidad pero en seguida me dí cuenta que el resto de pasajeros venían a por mí.
Nunca hay que ir contra un político corrupto porque después te vendrán a buscar sus ovejas.
No tenía salida a menos que aterrizara el avión. Pero empezó un concierto de cacerolas y porrones en mi cabeza.

¡No es un final muy bueno! Vuelve a empezar la historia.
¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Dejar que el resto del pasaje le diera su merecido

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
No decirle nada no fue un buena idea. Sobre todo cuando años más tarde el político lideró la conquista de Marte.

No es que tenga nada a favor o en contra pero los marcianos eran felicies antes de que llegarán hasta allí las casa de apuestas.
Me pasé el resto de mi vida como limpia cristales de avión y tal vez pude ser médico. Lástimas que dejé el orujo.

Nunca sabes cómo influirán tus actos para el resto de la historia. Prueba otras opciones.
¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Irme al festival de arte ibérico

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El niño Joselito enseguida encontro una tuna de verdad y me dejó en la estacada.
Desde entoncés ando de taberna en taberna con la esperanza de que a alguien le guste mi bandurria.
Puede que el trabajo de limpia cristales no sea lo mejor pero me acuerdo de la hija del hombre rico. Tal vez ahora estaría en Varsovia o París con una modelo.

No es un final muy alegre. ¡Ánimo a ver si encuentras mejor destino!
¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Casarme con la hija del hombre rico

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
La hija del hombre rico usaba máscara y dentadura.
Los primeros meses con ella fueron llevaderos pero me cansé de sus colmillos.
Me escapé una noche de San Juan. Mala idea teniendo en cuenta que es la más corta del año.
Al día siguiente me arrestaron y condenaron a ver todos los capitulos de Heidi en Turco.
Desde entonces ya no respiro y sueño con escapar algún día aunque sea a una granja de pollos.

¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 

 [/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]