La luz nunca llegó

Aterricé en tus besos una tarde de mayo, sin tiempo y olvide en casa los antiguos miedos. Allí estabas tú en aquella ultima tarde antes de mi partida. No volveré a este lugar, me perderé otra vez mi burbuja.

Sabía que tarde o temprano te atreverías a abrir la habitación y mostrarme los senderos que llevan a la muerte en ese otro lugar. En la selva hace frío y la hojarasca no me deja ver las galaxias que sé hay en tus labios. Anduvimos perezosos jugando entre las sábanas que vuelven a agitarse en nuestro océano.

Siempre regresa esa musa que estrangula el cuello de las mariposas y cuenta los minutos para mi muerte. Si pudiera resucitar elegiría el precipicio de tus ojos para volver a caer y bostezar bajo el cemento. La crudeza de unos ángeles que saben que ya es mi momento para embarcar al abismo, para hundir en el barro mi pies y por fin ser árbol. Y así ver pasar el tiempo y contemplar el vacío que dejamos tras el terremoto.

Tiempo perdido

Tiempo perdido

Creía que el paso tiempo era sólo una mera excusa para enterrarse un poco más. Les gustaba sentir la arena en el cuello, saborear el fango a veces en su garganta, esa amarga espina que se clavaba otra vez en un rincón irreconocible de su silencio. Él lo sabía. Sin embargo es fácil dejarse morir una y otra vez en cualquier esquina. El día que le llamaron para darle la noticia ya era tarde para regresar a casa. Nos quedaremos aquí, encerrados en esta agonía, apesadumbrados por el gris de las paredes, arrojando escarcha lejos de la habitación. Pronto muy pronto volveremos a nuestro jardín, pero ahora mejor cállate y sonríe, no vaya a ser que mañana estas paredes se tiñan del color negro de nuestros corazones

Miradas

Miradas

En tus ojos veo reflejado el miedo
que siento y que encienden tus miradas,
miradas que detienen el tiempo.
Miedo al saber que si me miras,
mis ojos te dirán todo lo que mi voz calla,
esas palabras que no puedo pronunciar.

Quisiera olvidar tus miradas
o formar parte de ellas,
pero no puedo vivir con la duda
de ignorar si al mirarme
oyes la poesía que en mi interior estalla.

Sueño que vuelvo a verte,
descubro el secreto para saltar al vacío,
deshacerme de las redes
que entorpecen mi camino.

Volveré a sufrir en mi mundo inventado,
enamorado de tus silencios, lejos de ti,
en este laberinto.

Carlos Richarte 1999

Tengo una idea, ¿cómo la escribo?

En otros post he trabajado ya la idea que te lleva a escribir una historia. Pero no dejaré de insistir en ello en otros post como éste.

Porque la idea es la base sobre la que nace cualquier historia. Hoy os quería hablar de concatenar dos titulares de noticias. Mi planteamiento como autor siempre es crear un choque de trenes entre conceptos o realidades muy diferentes y después unirlo con un conflicto esencial. Me refiero a conflictos humanos como son la muerte, la soledad, la separación de la pareja, la infancia inexistente por la guerra…

Cogemos al azar dos sucesos de secciones diferentes pero que nos resulten curiosos.

  • Revolución en el gobierno tras el sí a una transición política pactada.
  • El cultivo de patatas crece un 10% el último año.

Ok. Ahora toca jugar con estos titulares y ya tendremos un punto de partida.

Las patatas se revolucionan contra el gobierno.

Yo escribo siempre a partir de enfrentar dos conceptos de realidades muy diferentes. Ya hemos hablado otras veces del binomio fantástico de Gianni Rodari. Ahora lánzate a escribir y deja que te embriague esa idea y todas sus consecuencias. En la mente tendremos la patata y sus variantes, siempre aportando humor, frente al gobierno como algo serio. Vamos a escribir a ver qué surge.

 

[aesop_quote type=»pull» background=»#ffffff» text=»#000000″ width=»400″ align=»left» size=»1″ quote=»Descubrimos el engaño antes de navidad. Su gabinete de asesores expulsaron al delegado por injurias al cultivo de arroces. Pero es la patata quien más se cabreó por el abuso de aceite en el Senado. La revolución de las patatas fastidio la fiesta de cumpleaños del presidente. » parallax=»off» direction=»left» revealfx=»off»]

 

Está claro que es sólo una idea inicial que debemos mejorar, buscar un conflicto y un eje que estructure el relato, pero el punto de partida ya será algo interesante.

Necesitamos abrir la mente como un radar capaz de ver más allá y si conseguiremos avanzar en el proceso creativo.

Si la patata o gobierno no te convence cámbialo por otra cosa, juega y diviértete, tú tienes el poder.

 

 

 

 

[aesop_quote type=»pull» background=»#ffffff» text=»#000000″ align=»left» size=»1″ quote=»El presidente elegido para gobernar mi país es una patata. A Eusebio Tubérculo lo eligió una minoría de las altas esferas. Nunca le pelaron y no lo han frito en su vida. Esa es la principal crítica de la oposición. Mi hermano Expósito apagó la radio y cabreado se largo al sindicato. Los pela patata aguardaban en la clandestinidad el momento para el golpe de estado patatero. Quizás con una ensalada de pasta o brócolit en los ojos de un pueblo todavía intoxicado por el miedo…. » parallax=»off» direction=»left» revealfx=»off»]

 

Éste sería sólo un ejemplo pero ya me motiva para escribir un relato, tal vez una novela.

Plantea ahora tu idea, trabájala, enamórate y escribe.

Entrevista a la Pereza

Para empezar el año reflexionaré sobre el proceso creativo y como evitar la pereza literaria. Este síndrome me resulta habitual y viene acompañado de una dosis de excusas que, en mayor o menor medida, justifican la no producción literaria.

La pereza se da por la falta de empatía con tu proyecto, porque no te divierte lo suficientemente o por otras fuerzas que te inventas para no avanzar.

Este año no escribí el Post habitual sobre los objetivos del año, una declaración de intenciones. Al final me he dado cuenta que lo más importante cuando escribes es que te divierta. Ello no significa que sólo deba escribir humor, otros territorios más lúgubres también pueden generar esa sensación de que guay.

Algunos de mis caminos escogidos últimamente no han aparecido en ninguno de mis post. Así que en esta ocasión probaré el diario literario para expresarme libremente sobre, ¿qué me preocupa? ¿como conseguir estos objetivos?

Puede que resulte algo caótico pero así es mi cabeza. La maldita pereza será mi primer tema del año.

¿Cómo abordar la pereza?

Para ello tuve ocasión de entrevistarla.

Señora pereza gracias por estar con nosotros. ¿Cómo se siente al estar tan presente entre nosotros?

La verdad es que nunca me planteo nada. Pero ahora que lo dice es un orgullo, aunque no crea que resulta difícil. El humano es fácil de captar en mis redes.

Y, ¿cómo lleva usted que la pereza sea catalogada de insulto?

La verdad es que nunca he tenido ganas de replicar. El perezoso es buena persona sólo que está atrapado en mi red por su voluntad. Dejadme es fácil pero pocos dan ese paso. Ni si quiera para ducharse.

La verdad es que como periodista esta entrevista me resulta aburrida. Señora Pereza, ¿qué opina de los que se levantan a las 6 para ir a correr?

Yo corro más que ellos y algún día que esté motivada los atraparé. Son los que más se me resisten y tengo discusiones con su fuerza de voluntad. Mis argumentos son menos efectivos que con los fumadores.

Y, ¿cuáles son sus planes de futuro?

Nunca planifico nada. No tengo tiempo o me parece aburrido. Prefiero el sofá y las galletas.

¿Que les diría a la audiencia que nos está escuchando?

Le diría a los escritores que no escriban, que ya lo harán otro día, que tienen todo el tiempo del mundo, que mejor engordar con silencios y tiempos improductivos.

Gracias Señora Pereza ha sido un placer de entrevistarla, en breve volveremos con otras informaciones menos interesantes.

Lectura recomendada:

En esta reseña os presento una novela que conmueve y te llegará al alma. Sin duda una de las mejores novelas para comenzar el año 2018.
Me ha sorprendido la calidad literaria de la novela y el excelente manejo de los recursos narrativos por parte de su autor David Lucas. La calidad literaria se aprecia en cada párrafo y cada frase, excelente manejo de la trama y de la tensión narrativa.
Carlos es un camionero que emprende un viaje interior que le llevará conocer lo más profundo de su alma.  No contaré nada más.  Cuando leas el libro desde la primera línea sentirás una emoción que no se detendrá  hasta la última.  El libro está lleno de citas y referencias a autores, consiguiendo dar mayor trascendencia a cada frase. Realmente una lectura no es suficiente para captar toda la profundidad del texto.
La Luz de tu destino te atrapa desde la primera línea. Para ello David Lucas muestra un inmenso dominio de la escena y de los personajes. Lo curioso y la incertidumbre hacen avanzar la trama. La figura casi fantasmal de Santi aparece como un espectro en mitad de la carretera para desvelar a Carlos la verdad que tenemos dentro. En mi opinión nadie debería morir sin haber leído esta novela.
Me he sentido identificado con el protagonista, porque todos tenemos algo que descubrir de nosotros mismos. Los conocimientos y experiencia en neurolinguistica PNL de David Lucas está presente a lo largo de la obra.
Sin duda os recomiendo leer  La Luz de tu destino  y descubrirás una historia apasionante.
¿Todavía lo estás pensando?

El rastro de los libros

Se atrevió a despertar en la penumbra. La oscuridad atrapaba las calles bajo los escombros de la batalla. Eran los únicos cuerpos que respiraban agazapados en la plaza, abrazados por el calor de las llamas. Más allá ardían los bloques de viviendas, demasiado cerca del infierno.

Huyeron dejando por la gran avenida. No reconocieron las fachadas y monumentos de lo que fue su ciudad. Sin saber por qué persiguieron el rastro de los libros que huían de las bibliotecas.

Ahora vuelvo cariño. Después una lengua de fuego cayó sobre sus cabezas.

Huyeron del huracán de fuego y horror. Pero ellos arrancaron los niños de las escuelas para implantar las ideologías en el lugar de los escombros.

Aunque estemos aquí y ésta sea nuestra ciudad, nunca volveremos a casa.

Si no hablamos, si no parlem

Si no hablamos el muro crecerá todavía más alto entre nosotros, si no parlem es farà encara més fosc.

No te entiendo, por qué quieres irte. Ja és massa tard. Tendrás que quedarte es nuestra casa y yo te quiero. Si no hablamos, si no escuchas los motivos que realmente nos unen… Quins motius. No podemos seguir así. Així no. Así tampoco.

Si no hablamos alguien arrancará las flores de nuestro jardín. Si no parlem m’aniré ben lluny. Y qué hacemos con las fotografías de la primavera. No las necessito. Creo que estás equivocado. Estamos equivocados. No hi ha res a dir, me’n vaig. Però no puc tancar la porta, sé que et necesito. Yo tampoco sabría vivir sin ti.

Si hablamos tal vez no se romperán los castillos de barro, las agujas nunca atravesarán los ojos de los niños. Si parlem i ens donem la mà s’esvairà la nostra incertesa. Si hablamos el camino será más fácil para los dos.

Y si rompemos los muros, las banderas, las mentiras. Y si nos vamos los dos… Tampoco nos dejarían.

Y si salimos de esta casa que estrangula nuestros pensamientos. Sempre hi ha un camí. No será mi camino ni el tuyo. Y si descubrimos otro lugar lejos de aquí…

Si hablamos todo irá bien.
Si parlem tot anirà be.

Las sombras después del incendio

Cada noche te hundes desesperado en el lodo. No es fácil deshacerse de las sombras después del incendio.

No pude evitarlo. Me amenazó, eso es todo. Si no lo hubiera hecho ahora sería yo quien tragaría la tierra lentamente. Él me hubiera matado. Ayer el juez dictó mi sentencia.

Lo has conseguido, atrás quedaron los días que clavaste en mi cabeza tus absurdas teorías de cómo ser la esposa perfecta. Si no lo hubiera matado sé que ahora estaría muerta.

De niña me gustaba recorrer las calles y arrastrar los pies por la arena húmeda, la misma que ahora escupes en tu infierno infinito. La primera vez que me tapaste la boca todavía no había terminado la primavera. Nuestros cuerpos enredados en ese suspiro que araña mi garganta. Hoy no te besaré, mañana tampoco. En el salón juegas con mis cabellos, te gusta arrancar uno a uno mis recuerdos mientras mis uñas arañan el pastel.

Ayer decidí poner punto y final. Te hundiste en el lodo. En esta celda regresas cada noche para escupir alcohol en mis sueños. No respiro, ahora ya no.

Presentació de la novela: Si tu m’escoltes

El passat 14 de setembre vam tenir ocasió d’assistir a la presentació del llibre Si tu m’escoltes escrit per l’escriptora Coia Valls. La presentació de la novela va tenir lloc a l’escenari misteriós i acollidor de la editorial Comanegra.

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Coia Valls i Francesc Miralles durant la presentació del llibre «Si tu m’escoltes»

La meva impressió va ser d’estar en un oasis de creativitat incomparable. La presentació va comptar amb la presència de l’escriptor i músic Francesc Miralles, qui va dialogar  amb Coi Valls sobre aspectes concrets del seu procès creatiu i ens vam deleitar amb una conversa apassionada sobre literatura.

Davant aquests moments polítics tan difícils, aquesta novela apareix amb un nucli temàtic que gira entorn a l’escolta activa, com la manera de trobar la pau interior que cerquem a la nostra vida. Quan posar-se al lloc de l’altre és la solució.

Segons ens va explicar Coia Valls la novela parlar de l’escolta com una assignatura necessària i imprescindible per l’aprenentatge. Des de la infantesa s’hauria d’aprendre a saber escolta als demés i també a un mateix.

La novela està ambientada a l’època de la depressió americana dels anys 30.  L’autora es posa a la pell del personatge John alliberant l’essència d’una persona d’èxit que es  veu abocada a una situació límit que en canvi li serveix per retrobar-se a ell mateix. A l’altre banda la seva dona Mary pateix situacions límit.

Es tracta d’un exercici continuat de reflexió que per el lector esdevé una lectura apassionant i l’ajudarà a saber escoltar. També a reconèixer la importància dels silencis a vegades tan necessaris.

Sense cap mena de dubte, es tracta d’una novela i autora que t’arribarà a colpi l’ànima i et farà replantejar fins a quin punt no escoltes… M’has escoltat?

Pots conèixer més al següent enllaç. http://bit.ly/2jxuQ6a

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]