Feliz cumpleaños

,

Vale la pena que la vida sea sólo un  instante si puedo perderme en tus ojos. Y no me importa morir si sigo  atrapado en tus besos para siempre.

Nos conocimos en plaza Urquinaona una tarde de verano. Te esperé. Ya lo hice otras veces. Ahora sé que te hubiera esperado toda la vida. ¿Cómo estás? Perdón por el retraso. No importa. ¿A dónde vamos? 

Me quedé sin palabras al verte. Tu sonrisa rompió mi silencio. ¿Te gusta el té? 

Ahora miramos nuestro horizonte y cada amanecer es una nueva oportunidad para nosotros.  Feliz cumpleaños mi vida. 

¿Te imaginas despertar en otra isla?

Anterior

Los muñecos de desván (2 parte)

Video Blog – La idea literaria

Siguiente

Deja un comentario