Empieza tu aventura

2 Ofertas de Empleo

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][aesop_chapter title=»Oferta de empleo» subtitle=»Volvemos con otra aventura dónde tú eliges tu destino» bgtype=»img» full=»on»]

 

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Amig@s tengo un problema y sólo tú puedes ayudarme. Hoy tengo dos entrevistas de empleo a la misma hora. Me cuesta elegir porque sé que de ello
dependerá todo mi futuro.
¿Puedes ayudarme? ¿Cúal elegirías tú?
Entrevista como doble de Bob Esponja en Port Aventura
Entrevista como limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]



Entrevista cómo doble de Bob Esponja en Port Aventura

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
En la entrevista el señor cangrejo me olió las axilas y los pies. Me contó todo lo necesario para mantener el secreto de las mejores hamburguesas del mundo submarino. Me dio a comer una Burguer Cangreburguer. La poté. Después me comentó que para saber si podía ser un buen Bob Esponja debía elegir entre dos pruebas. Si pasaba la prueba pasaría a otra fase del proceso de selección.
Ayúdame a elegir la prueba.
Meterme en una lavadora desnudo durante tres horas
Subirme desnudo al Dragon Khan

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Entrevista como limpiador de cristales de aviones

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Siempre me gustaron las alturas sobre todo cuando las miras desde abajo. Llegué a la entrevista dos horas antes de lo previsto.
Disculpe he venido volando. El entrevistador me miró a la cara y me dijo. Tú si que vales.
El primer día debía limpiar los cristales del vuelo París – Varsovia. Para empezar me dieron dos opciones de limpieza.
¿Prefiere limpiar los cristales por fuera?
¿Prefiere limpiar los cristales por dentro?

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Meterme en una lavadora desnudo durante tres horas

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
No creo que sea buena idea. Debí decirle que no soy tan absorbente. Empecé a dar vueltas en la lavadora y la cabeza se me encogió por el centrifugado. Me acordé que los vecinos hacían los mismo cuando la abuela no podía dormir por las noches. Al salir tenía el pelo encrespado. El Sr. Cangrejo me miró poco satisfecho.
Tú no eres una esponja. No absorbes nada. Pero te daré una oportunidad para venir al Crustáceo crujiente.
Elige una ventana por donde tirarte. ¿Qué harías tú?
Me tiro por la ventana a ver que pasa
Prefiero tirar al Sr. Cangrejo

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Subirme desnudo al Dragon Khan

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El problema del subir desnudo a una atracción de feria es el bailoteo de las esponjas y el escozor de los tirantes. Cómo la atracción estaba aceitosa salí disparado.
Aterricé en una droguería y allí pude conseguir algo de ropa. En la sección de vesturario unas ancianas me persiguieron con sus bolsos y extintores.
Busqué rápidamente algo que ponerme. Descarté el traje de Caperucita y las botas de un gato. Sólo tenía dos opciones.

¿Qué vestimenta elegirías tú?
Vestirme de orangután
Vestirme de fontanero Mario Bros

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



¿Prefiere limpiar los cristales por fuera?

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El problema de limpiar los cristales por fuera de un avión es que en pleno vuelo no te quieren abrir la puerta para entrar.

La novatada del primer día era dejarme fuera del avión. No es que no me gusten esos paisajes o las nubes. De pequeño me las comía en la librería de la Toñi pero de mayor me saben demasiado dulces.
El piloto debería estar sordo porque por mucho que grité no oyó mis protestas. Así que tuve que enviar una reclamación a la compañía. Pero nadie respondió porque la compañía también estaba sorda a esas alturas. A decir verdad creo que yo también estaba sordo.

Para pasar el rato durante el vuelo podía elegir entre sentarme en un ala o en la cola del avión.
¿Cuál eligirías tú?
Viajar en un ala
Viajar en la cola de avión

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]


¿Prefiere limpiar los cristales por dentro?

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El trabajo de limpieza de cristales en un avión es una estupidez. A la que le pasas el paño el pasajero ya lo vuelve a llenar de vaho y gérmenes.

La dificultad durante el vuelo es encogerse para moletar lo menos posible al pasajero de la ventanilla. Normalmente éste se duerme a los 2 minutos de vuelo. Hacerme enanito y flotar en el aire requiere una dosis adecuada de Orujo y pegamento.

A las dos horas de vuelo una señora se puso de parto. Volví a mi tamaño habitual y al aparecer los pasajeros se pensaban que era un médico.

Tenía que darle una explicación a aquella gente. ¿Qué harías?

Decirles que soy médico cuando bebo orujo
Decirles que no soy médico

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Me tiro por la ventana a ver que pasa

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Salté al vacío y resultó que aquello estaba lleno de fans de Bob Marley. Me costó respirar pero después me acostumbré a la nube de colores y de pompas de jabón.

Mientras bajaba vi dos puntos en el suelo. Uno era rojo y otro verde. ¿En cuál debería caer?
Elijo caer en el punto rojo
Elijo caer en el punto verde

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Prefiero tirar al Sr. Cangrejo

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
No tenía dudas. Lo mejor era tirar al Sr. Cangrejo y dejar de verse humillado por un Crustáceo. Mientras lo veía caer al vacío un ejército de Patricios vinieron a darme un abrazo. Huí de allí cuanto antes y entré en un callejón sin salida. A mi derecha había una entrada al pasaje del terror y a mi izquierda la peluquería de Jack el destripador.
¿Dónde entrarías?
Pasaje del terror
Peluquería de Jack el destripador

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Vestirme de orangután

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Siempre me gustaron las bananas y las orangutanas. Al salir de la droguería un grupo de ecologistas me persiguió para darme un biberón.
Pero al otro lado una protectora me esperaba con una red y un kilo de bananas como cebo.
¿Qué harías tú?
Dejarme atrapar por el grupo ecologista
Correr hacia las bananas

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Vestirme de fontanero Mario Bros

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Salí de la droguería dando saltos sobre una seta. Creo que era alucinógena porque ví dragones y Patricio me esperaba con sus amigas estrellas de mar.
No me gusta la reproducción asexual de mi amigo así que dudé si saludarles o bien irme dando saltos por el polígono.
¿Qué harías tú?
Aguantar a Patricio y sus amigas
Disimular y seguir dando saltos sobre la seta

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Viajar en un ala

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Viajar en el ala puede resultar incómodo porque a la te descuidas se te mete un desperdicio de algún pasajero en el ojo. Me dormí y como era de esperar salí disparado. Durante el descenso me di cuenta que no llevaba paracaidas. Eso no me preocupaba demasiado mientras no llegase al suelo. Puestos a morir al menos quería eligir el lugar de mi caida.

Tenía que decidirme por dos lugares.
¿En qué sitio te gustaría caer?
En un parque de atracciones
En una granja de pollos

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Viajar en la cola de avión

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Viajar en la cola puede resultar incómodo porque a la te descuidas se te mete un desperdicio de algún pasajero en el ojo. Me dormí y como era de esperar salí disparado. Durante el descenso me di cuenta que no llevaba paracaidas. Eso no me preocupaba demasiado mientras no llegase al suelo. Puestos a morir al menos quería eligir el lugar de mi caida. Tenía que decidirme por dos lugares.

¿En qué sitio te gustaría caer?
En un parque de atracciones
En una granja de pollos

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 


Decirles que soy médico cuando bebo orujo

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Señores pasajeros no soy médico y bebo orujo.

La ovación fue espectacular y enseguida me dieron botellas de orujo. Bebí y a partir de ese momento me convertí en médico.

El parto fue fácil aunque el cordón umbilical se enredo en la cabeza de una pelleja que luego no lo quería devolver. El niño resultó ser un señor con corbata.
Mamá soy un político corrupto y hago lo quiero. Le plantó en la cara una carta a su madre de desahucio y pedía por adelantado todo el coste de la universidad. No soy violento pero sentí ganas de estamparle un sello en la cara al niñato.

¿Qué harías con el niño?
Invitarle a saltar del avión
Dejar que el resto del pasaje le diera su merecido

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Decirles que no soy médico

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Señores pasajeros no soy médico.
No importa lo que sea Usted tiene bata blanca y algo sabrá hacer. Busqué una pandereta y una bandurría para hacerme de tunero. Funcionó y el niño resultó ser Joselito. Cantó un Fandango de Huelva.

Al aterrizar un patronicador quería que el niño y yo participáramos en un festival de arte ibérico y otro señor rico que me cansara con su hija.

¿Qué harías tú en mi lugar?
Irme al festival de arte ibérico
Casarme con la hija del hombre rico

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Elijo caer en el punto rojo

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
A pocos metros me di cuenta de que aquel punto rojo era una piscina de gelatina. Hice un esfuerzo para recordar la película de mi vida. Pero no hizo falta porque la podría seguir recordando para siempre que viviera.

El Sr. Cangrejo se acercó y me dio una Burguer Cangre Burguer. Enhorabuena ahora si que
eres un buen Bob Esponja. Desde entonces se me puso el cuerpo amarillo.

Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales para esta historia que te esperan.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Elijo caer en el punto verde

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El verde es el color de la esperanza y también de la lechuga. Caer en una ensalada desde una cierta altura tiene sus riesgos. El problema es cuando te caen encima litros de vinagre de módena. Me ahogué allí como condimento de un banquete para peces gordos. Aunque creo que finalmente conseguí ser un buen Bob Esponja porque mi cuerpo se puso amarillo.

No es el final mejor, pero te esperan otros otros finales para esta historia.

¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Pasaje del terror

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Al entrar al pasaje del terror te confunden con otro actor de reparto. La niña del exorcista te ofrece un café con leche y el muñeco diabólico te da un abrazo de bienvenida.
No es la oferta de empleo que más deseabas pero trabajar en un sitio lleno de monstruos no se consigue todos los días.

Éste es un final monstruoso y con mucho cariño. Hay otros finales que te esperan. Vuelve a empezar la aventura.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Peluquería de Jack el destripador

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Nunca debiste entrar en ese lugar. A Jack no le gustaron los libros del colegio. Especialmente el de matemáticas y tecnología. Los estaba destripando con unas tijeras de los veinte duros. Aquel tipo estaba loco y con violencia me obligó a sentarme en el sillón para pelarme las ideas. Aquella fue la peor experiencia en las últimas 24 horas. Me obligó a tragarme todos los pedacitos del libro de matemáticas. Desde entonces me hago cálculos de trigonometría en la cama y logaritmos neperianos durante el día.

Este no es el mejor final. Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales mejores para esta historia que te esperan.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Dejarme atrapar por el grupo ecologista

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Nunca debiste entrar en ese lugar. A Jack no le gustaron los libros del colegio. Especialmente el de matemáticas y tecnología. Los estaba destripando con unas tijeras de los veinte duros. Aquel tipo estaba loco y con violencia me obligó a sentarme en el sillón para pelarme las ideas. Aquella fue la peor experiencia en las últimas 24 horas. Me obligó a tragarme todos los pedacitos del libro de matemáticas. Desde entonces me hago cálculos de trigonometría en la cama y logaritmos neperianos durante el día.

Este no es el mejor final. Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales mejores para esta historia que te esperan.

¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Correr hacia las bananas

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Las bananas se movían a ritmo de guaracha. Aquellos veterinarios becarios desconocían de la fuerza de un bicho como yo. Me subí por las paredes y escapé con el saco de bananas.
Al abrir una de ellas ya en el tejado me tocó premio. Alguién llamó por teléfono y gracias a uno de los plátanos pude contestar a la llamada.

Necesitamos gente cómo tú para nuestro ministerio de asuntos internos y hacienda. Será trabajo fijo con sobres de azúcar. ¿Entiendes?

De acuerdo. Aunque en esta ocasión mi voz era un graznido de gaviota.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Aguantar a Patricio y sus amigas

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
La amistad es lo más importante mientras no te cortén un brazo. Patricio me abrazó hasta que no pude respirar. Pero mi cuerpo se encogía como gelatina. ¡Era verdaderamente esponjoso y poroso!
El Sr. Cangrejo apareció para felicitarme. Has superado la prueba ahora ya puedes trabajar en Port Aventura.

¡Felicidades!
Sigue leyendo otros finales te están esperando.
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Disimular y seguir dando saltos sobre la seta

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
A la que te descuidas das un salto sobre una seta y te has hecho mayor. Pero esta feo tratar así a un buen amigo. Un dragón interrumpe tus pasos con su boca de fuego. Ahora quisieras que tu amigo esté contigo pero ya es demasiado tarde.

El dragón te quema la cabeza. A partir de ahora necesitarás un extintor todos lo días para apagar tu remordimiento.

¡Empieza otra vez y trata mejor a tus amigos!
¿Quieres volver a hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja?
¿Prefieres trabajar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En un parque de atraccione

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
La caída al vacío es mi especialidad. Cuando llegué a la altura del hombre me agradeció mi generosidad y me regalo unas entradas a un campo de tiro. Después se marchó y a pocos metros del suelo pensé. El problema no es caer sin paracaídas mientras no llegué al suelo. Vaya te has echo papilla.

Vuelve a intentar otra aventura y piensa bien qué elegir.
Volver a empezar cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En una granja de pollos

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Observé como aquel hombre desaparecía hacía abajo. Me relajé unos minutos viendo la apuesta de sol cuando aquel señor apareció con unos globitos de Bob Esponja.
No me guardaba rencor pero me partió la nariz de una patada. En el forcejeo el paracaídas se cayó y lo perdimos de vista.

Nos quedamos los dos mirándonos y con un globo de Bob Esponja. Solo quedaba esperar el aterrizaje pero llegamos a un acuerdo.

Nos enganchamos al globo y empezamos a subir. Tal vez allí arriba encontremos un trabajo mejor que el de limpia cristales de aviones.
Volver a empezar cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En un parque de atraccione

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Siempre me gustaron las montañas rusas o ucranianas.
El aterrizaje fue bastante molesto. Sobretodo porque me quedé esparcido en varios kilómetros a la redonda.
El forense exijía que le diera una explicación, que no puedo andar saltando en el parque el día de la inauguración del tren de la bruja.
Que lo dejé todo perdido y el servicio de limpieza sale muy caro.
No protesté y me limité a hacerle la botifarra, pero mi brazó salió disparado a la Noria.

¡Qué le vamos a hacer! En la librería de la Toñi seguro tienen pegamentos de barra para solucionar estas situaciones.

¡A ver si afinamos mejor la puntería! ¿Prefieres volver a probar suerte como doble de Bob Esponja o bien otra vez como limpiador de cristales?
Volver a empezar cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



En una granja de pollos

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Las pollos no vuelan pero aquel día volaron tras impactar con el suelo.
El cráter que había creado era suficientemente profundo para destapar un llacimiento de petroleo.
El granjero al principio quería rematarme pero luego le dio un abrazo a mi tronco al ver el oro negro.
No protesté por la demora en encontrar mis restos.
No consigue el empleo de limpia cristales pero al menos tendría un buen futuro como espantapájaros en una granja de pollos.

¡Buen final! Prueba otras opciones.

¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Invitarle a saltar del avión

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
Más que invitarle a saltar del avión le abrí la ventana de emergia y le empujé.
Pensaba que había un hecho un bien por la humanidad pero en seguida me dí cuenta que el resto de pasajeros venían a por mí.
Nunca hay que ir contra un político corrupto porque después te vendrán a buscar sus ovejas.
No tenía salida a menos que aterrizara el avión. Pero empezó un concierto de cacerolas y porrones en mi cabeza.

¡No es un final muy bueno! Vuelve a empezar la historia.
¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Dejar que el resto del pasaje le diera su merecido

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
No decirle nada no fue un buena idea. Sobre todo cuando años más tarde el político lideró la conquista de Marte.

No es que tenga nada a favor o en contra pero los marcianos eran felicies antes de que llegarán hasta allí las casa de apuestas.
Me pasé el resto de mi vida como limpia cristales de avión y tal vez pude ser médico. Lástimas que dejé el orujo.

Nunca sabes cómo influirán tus actos para el resto de la historia. Prueba otras opciones.
¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Irme al festival de arte ibérico

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
El niño Joselito enseguida encontro una tuna de verdad y me dejó en la estacada.
Desde entoncés ando de taberna en taberna con la esperanza de que a alguien le guste mi bandurria.
Puede que el trabajo de limpia cristales no sea lo mejor pero me acuerdo de la hija del hombre rico. Tal vez ahora estaría en Varsovia o París con una modelo.

No es un final muy alegre. ¡Ánimo a ver si encuentras mejor destino!
¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 



Casarme con la hija del hombre rico

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center»
floaterdirection=»up»]
La hija del hombre rico usaba máscara y dentadura.
Los primeros meses con ella fueron llevaderos pero me cansé de sus colmillos.
Me escapé una noche de San Juan. Mala idea teniendo en cuenta que es la más corta del año.
Al día siguiente me arrestaron y condenaron a ver todos los capitulos de Heidi en Turco.
Desde entonces ya no respiro y sueño con escapar algún día aunque sea a una granja de pollos.

¿Prefieres hacer la entrevista cómo doble de Bob Esponja
Volver a empezar cómo limpiador de cristales de aviones

[/aesop_content]

 

[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left»
lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

 

 [/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

1 Elige tu aventura

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][aesop_chapter title=»Cómo abandonar a un dinosaurio» subtitle=»Empieza una aventura dónde tú eliges tu destino» bgtype=»img» full=»on»]

 

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center» floaterdirection=»up»]
Amig@s tengo un problema y solo tú puedes ayudarme.

Te has despertado en tu piso de alquiler y un dinosaurio está a tu lado. Hace unos días solicitaste la inscripción a un curso de restauración de muebles antiguos y los de MRW se han equivocado.

Es un Triceratops y se llama Timoteo y siempre te gana a las damas.

Y ahora, ¿qué haces con el dinosaurio?

Elige una de las opciones para continuar.

Comprarle un disco de Rafaela Carrá
Tirarlo a la basura

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Comprarle un disco de Rafaela Carrá

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»center» floaterdirection=»up»]
Tu Triceratops prefiere los clásicos de Julio Iglesias aunque está de acuerdo que para hacer bien el amor hay que mirar al sur. Una noche de copas y porros tu nuevo amigo Timoteo te explicó su triste historia.
A su madre le cayó un meteorito en la cabeza y ahora va a ver su esqueleto de vez en cuando en el museo.
Al padre lo contrató Spielberg para una peli, pero lo despidieron el segundo día por comerse a una actriz de reparto que según confirmó más tarde estaba buenísima.
Aunque le tengas cariño tienes que buscar una solución a esta convivencia. Timoteo se traga toda tu comida, se fuma todos tus porros y nunca compra papel higiénico. Tu novi@ se piensa que le pones los cuernos. No se cree que tengas que sacar al dinosaurio a correr todas las noches. Necesitas cambios en tu vida urgentemente. ¿Qué harías?
Presentar el dinosaurio a tu novi@
Dormir a Timoteo con drogas duras

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Tirarlo a la basura
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Hace cinco años que vives en un piso de alquiler en pleno centro. Desconoces el nombre de la ciudad, nunca te molestaste en preguntar. Lo que no te faltan son las plantaciones de paranoia y los libros de Cortázar.
La presidenta de la comunidad protestó porque bajaste un dinosaurio en el ascensor. No entiendes esa discriminación sólo por ser una animal extinguido. Al niño del tercero le dejan subir globos de Bob Esponja y aquí no pasa nada.

Esquivas a todas las chismosas y llegas a los contenedores. El de materia orgánica esta lleno. La gente ya había tirado sus dinosaurios ¿Qué haces cuando te encuentras en estas situaciones de la vida?

Tirarme yo a la basura
Regalar mi dinosaurio a un niño

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Presentar el dinosaurio a tu novi@
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Presentar Timoteo a tu amor fue el mayor error de tu vida. A las dos semanas te los encontraste jugando al tetris en la bañera. Saliste algo más pronto del trabajo y al volver allí estaban dale que te pego. Nunca habías pensado que Timoteo fuera a hacerte algo así.

¿Qué harías tú en esta situación?
Matarlos a los dos
Largarme a otro lugar

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Dormir a Timoteo con drogas duras
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Drogar a Timoteo fue la peor decisión de tu vida. El dinosaurio se convirtió en inspector de hacienda.
—Usted no paga el impuestos desde hace tres años.
Desconectas su cabeza con una sartén. Te molesta el ovni verde que cuelga de su nariz. En ese momento llaman a la puerta.
¿Y ahora qué haces con este tipo?
Lo escondes en el balcón y respondes
No respondes

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

Tirarme yo a la basura
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Cómo acabo de decir en el contenedor no cabía un dinosaurio más. ¿Cómo esperas que entre una persona vestida?
Optas por dar un paseo hasta dar con alguna solución al problema.
En una esquina unos rótulos indican clínica dental a bajo coste. Piensas que este será un lugar excelente para dejar a tu dinosaurio. Seguro que les gustan las dentaduras grandes.
¿Llevarías al dinosaurio a la clínica?
Sí, intentaría abandonarlo allí.
Busco otro lugar

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Regalar mi dinosaurio a un niño
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
A los niños les encantan los dinosaurios y los abuelos. Llegué a un parque y me di cuenta que los tiempo han cambiado. Nadie quería a Timoteo. Una niña repelente se sacó un abogado del bolsito de Dora la exploradora.
—Conozco mis derechos y puedo denunciarte por mirarme el culito. Si me quieres regalar algo trae un abuelo que tenga paga.
Así que lo de regalar el dinosaurio a un niño no funcionó.
No me gustó la impertinencia de la niña.
¿Que harías tu?
Robarle el bolsito a la niña
Sentar al dinosaurio encima de la niña repelente

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Matarlos a los dos
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
No puedes ir matando a la gente por ahí a menos que tengas permiso para ello. Pero intentas envenenarlos con películas. En estos casos el cine japonés es una buena elección.
Pero pronto descubrir que Timoteo también era un verdadero fan de los Pokemon.
Tienes que encontrar otra manera de deshacerte del dinosaurio. ¿tú qué harías?
Apuntarlo a un curso de claqué para que se frustre
Abandonarlo en la ciudad

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Largarme a otro lugar
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
No tienes dudas. Lo mejor era irse bien lejos de allí así que te fuiste al corte inglés. Te encerraste durante unas horas en el baño hasta que una mujer olió a porro. Explicaste a los policías los problemas con tu dinosaurio.
Te encerraron en un calabozo junto con otra gente con aspecto de cucaracha. Hablas con las antenas y te dicen que hay una forma de salir de allí pero para eso tienes que encogerte y pasar por un tubito. No esperas más tiempo por si falla el efecto del porro.
¿Saldrías por el tubito arriesgando tu vida o te quedarías allí con los hombres con cara de cucaracha?
Salir por el tubo
Quedarme con los hombres aspecto cucaracha

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Lo escondes en el balcón y respondes
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Buena decisión si no fuera porque te vendieron un tendedero que no soporta a inspectores de hacienda. Mientras caía al vacío el inspector consiguió un paracaídas de oferta en Ebay. Después de tragar un poco de agua abres la puerta a la vecina.

Ahora te preguntarás si era una vecina jovencita y buenorra o más bien una vieja pelleja. Tú eliges.
Me quedo con una vecina joven
Prefiero la vieja pelleja

[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



No responder
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

No responder no siempre es la peor opción. Escondes al inspector en la bañera. Crees que se ahogará junto a los barquitos. Un equipo de antidisturbios derribó la puerta y decenas de policías entran de puntillas a tu apartamento. El más calvo de los agentes habló por primera vez para ti.
—No se preocupe señor, es solo un simulacro de prácticas.
—¿Qué practican Ustedes?—pregunté para ganarme su confianza.
—Estamos en clase de redada y su casa ha sido elegida al azar.
—¡Qué cabrones!.
—No sea rencoroso y acepte esta invitación a nuestra club de alterne para esta noche.

¿Irás a la fiesta de policías?
Sí, me cambio de peluquín y voy a la fiesta
No, aprovechó la fiesta para robar una joya
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Abandonar el dinosaurio en la clínica dental
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

En la sala de espera de la clínica dental no cabía un alfiler. Otros pensionistas pensaron como tú y también llevaron sus dinosaurios. Finalmente un hombre habló por altavoz. No podemos acoger a todos vuestros dinosaurios, comprendan que la boca de la gente es demasiado pequeña.

Algunos protestaron y tu dudas un instante.
¿Te sumas a la protesta?
Sí, destrozó la sala de espera
No, salgo a la calle para pensar con calma
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Busco otro lugar
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Como no me convenció la idea sigues tu camino hasta llegar a un parque de atracciones. En la entrada tu dinosaurio se traga un puesto entero de algodón de azúcar con un empleado que no para de quejarse dentro de la barriga para que lo dejen salir. Y ahora, ¿cómo abandono a este bicharraco?
Nos montamos en la montaña rusa y le empujo en mitad de la montaña rusa
Le compro muchos globos para que se vaya volando
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Robarle el bolsito a la niña
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
No puedes andar robando bolsitos de Dora la exploradora y menos si llevan abogados. Le arrancas el bolso a la niña y sales corriendo. La niña llora y unos primos te persiguen con garrotes y metralletas. Estás muy en forma redondeada. El dinosaurio se piensa que juegas con él y también te persigue.
¿Qué haces para evitar la paliza de los primos?
Suelto el bolso con la esperanza que les guste Dora la exploradora.
Pido disculpas con educación
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Sentar al dinosaurio encima de la niña repelente
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Nunca subestimes la inteligencia de un niña. La pequeña demonio sacó un alfiler del bolsito justo en el momento que Timoteo se sentaba en su cara. El salto de Timoteo fue olímpico y huyó despavorido entre la maleza de gente. Aquello era justo lo que necesitabas para deshacerte de la bestia. ¿No sientes curiosidad por saber qué le pasó al dinosaurio?
Persigues a Timoteo a ver dónde va
No, pasas del dinosaurio y te vas a casa
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Apuntarlo a un curso de claqué para que se frustre
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Nunca imaginaste que Timoteo tenía tanto éxito en el claqué. Los Triceratops suelen ser torpes en estas cosas. En poco tiempo te llamaron de telecinco para presentar un programa con otros dinosaurios. No vuelves a ver más a Timoteo y después de unas semanas ya le echas de menos. Añoras su cuerno, vuestros paseos por las praderas y vuestras partidas a las damas, aunque él siempre te gane la partida.

Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales para esta historia que te esperan.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Abandonarlo en la ciudad
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Para abandonar a Timoteo lo llevas a un festival Pokemon en el centro de la ciudad. A pesar de todo quieres a Timoteo, es cariñoso como un perro y grande como un elefante. Cuándo quieres darte cuenta un entrenador pokemon atrapa a tu dinosaurio en su pokebola. Ya nunca más volverás a ver a tu amigo Timoteo.

Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales para esta historia que te esperan.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Salir por el tubo
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Pasas por el tubo hasta llegar a un conducto todavía más grande. En ese momento a tu alrededor todo eran luces de colores y formas increíbles. Cuando quieres darte cuenta has llegado a un lugar muy grande con gente vestida de blanco y luces que giran y giran.

Los médicos te dicen que estuviste cerca de palmarla. A veces vuelves a ver a Timoteo y sigues sus consejos. Ya dejaste las drogas malas hace tiempo pero las drogas buenas todavía las conservas para jugar con tu amigo dinosaurio.
Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales para esta historia que te esperan.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Quedarme con los hombres aspecto cucaracha
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Cuando pasa el efecto del porro ya es demasiado tarde para escapar. Los hombres con cabeza de cucaracha ahora presentan el aspecto habitual para estas situaciones, todos eran esqueletos. Así que por educación piensas que lo mejor es hacerse el muerto.

Este no es el mejor final. Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales mejores para esta historia que te esperan.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Me quedo con una vecina joven
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Ángeles es una mujer explosiva que salió de la fábrica de petardos el mes de Julio. Le das la sal y cierras la puerta antes de que te pida otros favores.

No te fías de este tipo de gente que si enciendes su mecha puede explotar en cualquier momento.
Vuelve a empezar tu aventura, hay otros finales para esta historia que te esperan.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Prefiero la vieja pelleja
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Doña Jacinta no tiene dientes y como sólo pronuncia bien la palabra bombona necesita una intérprete. Su nieta se presentó para tratar asuntos de la comunidad sobre las tuberías y los extintores. No tienes inconveniente en comentar todos estos temas y de paso rehacer tu vida con ella. Cosas inesperadas que pasan si se te cae un inspector de hacienda por el balcón.
Este es un buen final pero hay otros que te esperan. Vuelve a empezar tu aventura.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Sí, me cambio de peluquín y voy a la fiesta
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
El club de alterne estaba en una antigua cárcel. Pero enseguida piensas que te has equivocado. Todos eran hombres con bigote y motocicleta. Juegas al billar y a pádel durante unas horas hasta que llega el momento más difícil de tu vida.
Jugar al conejo de la suerte en un campo de pepinos.
Intentas huir y volver con tu inspector de hacienda, pero una jabalina atraviesa tu espinazo. A partir de ese día todo a tu alrededor eran maripositas…

¡Qué mala suerte! Hay otros finales mejor que éste. Vuelve a empezar tu aventura.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



No, aprovechó la fiesta para robar una joya
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
La ocasión era inmejorable para robar una joya en el museo del chocolate. Toda la policía estaría en la fiesta. La alarma sonó pero como también era de chocolate y te la pudiste comer. Tu robo fue un éxito y escapas con la joya. Sólo hubo un pequeño fallo y fue ver la película Desayuno con Diamantes. Al día siguiente te comiste tu joya de chocolate.

¿Quieres descubrir otro final?
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Sí, destrozó la sala de espera

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
En unos minutos llegaron los antidisturbios y arrestaron a todos los dinosaurios. Por fin me libre de mi Triceratops pero a mi me categorizaron de homo eréctil y ahora vivo en el Cosmo Caixa.
La verdad esperaba otro final mas placentero.
¿Quieres volver a probar?
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



No, salgo a la calle para pensar con calma.
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Salí justo en el momento que entraban los antidisturbios a la clínica. Al salir comprobé que la D de dental en realidad era un M con mala intención. Mi dinosaurio desapareció unos minutos. Creo que esa fue la última vez que recuperé la cordura. No tuve dudas y después de unos minutos aburrido decidí disfrazarme, sumarme a la fiesta y ser antidisturbios. No pegué a nadie sólo los acaricié con la porra en la cabeza.

¿Puede que sea un final un poco agresivo o agrio según se mire? Vuelve a probar otra vez.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Nos montamos en la montaña rusa y le empujo en mitad de la montaña

[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
¿Alguna vez moviste un objeto de toneladas de peso? Yo tampoco, así que piensa un poco. Utilicé un alfiler y el bicho saltó abrazado a mí. Nunca sentí tanto cariño por primera y última vez. Antes de llegar al suelo y morir aplastado por toneladas de pasión mi dinosaurio habló. Papá. ¿Dónde está el papel higiénico?

Vaya hombre has muerto pero puedes resucitar y buscar otro final de la historia.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Le compro muchos globos para que se vaya volando
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Para hacer volar a un dinosaurio que pesa un montón de toneladas necesitas al menos 4 globos. Le compré todos pero no pude pagar porque en un descuido se había tragado al hombre. Al menos ahora el hombre del algodón de azúcar tendría con quien hablar.

Salió volando y todo el parque ovacionó cuando los francotiradores acertaban a los globos. Me vino la vena paternalista y robé globos de Bob Esponja y Violetta. Subí y subí para reunirme con mi triste amigo. Sin embargo, lo vi caer y me sonrió jurasicamente. Murió en la noria mientras yo seguía subiendo hasta que deje de respirar.
No has tenido un final deseado. Prueba otra vez mejor suerte.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Suelto el bolso con la esperanza que les guste Dora la exploradora.
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
A todo el mundo le gusta Dora la exploradora pero eso no evitará tu paliza. No puedes andar robando a una niña por muy repelente que sea.
Los primos te alcanzan y te dan una buena paliza. El Dinosaurio Timoteo ya te tiene cariño y para evitar que te lleves más palos no tuvo dudas. Timoteo se sentó encima tuyo y dejaste de respirar durante toda tu vida.

¿Querías otro final? Vuelve a empezar y trata bien a los niños.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Pido disculpas con educación
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
¿Cuándo te persigue gente para lincharte la educación es el mejor arma?
Te detienes y haces un corte de mangas. El grupo te rodea dispuesto a matarte. Empiezan a dispararte insultos. No lo dudas y metes la mano en el bolsito. Parece que a Dora también le gustaban los explosivos. La dinamita te explota en la cabeza.
Después de un silencio alguien de los primos grita eufórico.
—¡Dora tenía explosivos! ¡Este hombre ha salvado a la niña!
Me cogieron en hombros. Lástima que debido a la explosión mi cuerpo estaba dividido en partes, pero eso no importó, ya me pegarían. Mi dinosaurio se sumó a la fiesta y también a la barbacoa.

Un final puede ser feliz a pesar de estar descompuesto por la explosión.
¿Quieres vivir otra historia?.
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



Persigues a Timoteo a ver dónde va
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
El dinosaurio entró en el estadio justo cuando se celebraban los 100m lisos. Usain Bolt vio como el dinosaurio le adelantaba para ganar la carrera. Los del comité improvisaron un podium más grande. Corrí a celebrar con mi amigo el éxito y de paso llevarme el cheque bancario. Nos compramos una isla con todas las comodidades. Pero Timoteo insistía que quería una dinosauria así que no lo tuve más remedio que fumarme otro porro.

Este es un buen final aunque falto de sexo, ¿quieres intentarlo otra vez?
Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]



No, pasas del dinosaurio y te vas a casa
[aesop_content color=»#000000″ background=»#ffffff» height=»800px» columns=»1″ position=»none» imgrepeat=»no-repeat» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]
Mientras regresaba a casa feliz y libre del dinosaurio percibí que alguien me perseguía. No era otro dinosaurio sino algo mucho peor. Llegué a casa y me senté en el sofá a ver un poco la televisión. Al ir a la cocina a por una cerveza la vi. Venía con su bolsito incluido. La niña repelente sería mi nuevo dinosaurio.
Ya dicen que no hay mal conocido que malo por conocer. Vuelve a empezar, otros finales más desastrosos te esperan.

Empieza tú aventura
[/aesop_content]
[aesop_parallax img=»https://www.carlosricharte.com/wp-content/uploads/2015/08/image-1n-separacion-1-1.png» parallaxbg=»on» captionposition=»bottom-left» lightbox=»on» floater=»on» floaterposition=»left» floaterdirection=»up»]

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Empieza la Aventura

Esta es mi primera etapa del viaje que llevo planificando desde hace tiempo.  En casa no he dejado las ollas que siempre llevo conmigo. Este será mi laboratorio de experimentos literarios.

Hacía tiempo que necesitaba un espacio donde jugar con las probetas y los gases. Mi lema es científico es el más importante de la humanidad «si pongo esto aquí a ver que pasa». Así que no me hago responsable de las explosiones que puedan ocurrir durante estos experimentos literarios. La fórmula que más me gusta es la de la risa, pero también lo dramático y lo catastrófico es apasionante. ¿Os apetece también el erotismo? También lo tengo en mi checklist y algún día lo probaremos.

Para ello voy a utilizar todo tipo de ingredientes inofensivos y partiendo de un poco de técnica. El binomio fantástico de Gianni Rodari es mi receta favorita. Me encanta combinar las ancianas con los postes eléctricos, las lavadoras con los suicidas y las historias románticas extremas.

Para finalizar haré mi juramento hipopotamisco. 

  1. Prometo escribir en este blog al menos una vez por semana.
  2. Prometo responder  a mis lectores, escuchar sus críticas y recomendaciones
  3. Prometo innovar cada post y buscar nuevos retos. El estancamiento es un fracaso, como las aguas de un lago te pones verde como todo el mundo y con mal humor.
  4. Prometo trabajar siempre con un valor fundamental y hoy día ausente: humildad.
  5. Prometo corregir las faltas de hortografía.

 

¿Te quedas conmigo?