Entrevista a la Pereza

Entrevista a la Pereza

Para empezar el año reflexionaré sobre el proceso creativo y como evitar la pereza literaria. Este síndrome me resulta habitual y viene acompañado de una dosis de excusas que, en mayor o menor medida, justifican la no producción literaria.

La pereza se da por la falta de empatía con tu proyecto, porque no te divierte lo suficientemente o por otras fuerzas que te inventas para no avanzar.

Este año no escribí el Post habitual sobre los objetivos del año, una declaración de intenciones. Al final me he dado cuenta que lo más importante cuando escribes es que te divierta. Ello no significa que sólo deba escribir humor, otros territorios más lúgubres también pueden generar esa sensación de que guay.

Algunos de mis caminos escogidos últimamente no han aparecido en ninguno de mis post. Así que en esta ocasión probaré el diario literario para expresarme libremente sobre, ¿qué me preocupa? ¿como conseguir estos objetivos?

Puede que resulte algo caótico pero así es mi cabeza. La maldita pereza será mi primer tema del año.

¿Cómo abordar la pereza?

Para ello tuve ocasión de entrevistarla.

Señora pereza gracias por estar con nosotros. ¿Cómo se siente al estar tan presente entre nosotros?

La verdad es que nunca me planteo nada. Pero ahora que lo dice es un orgullo, aunque no crea que resulta difícil. El humano es fácil de captar en mis redes.

Y, ¿cómo lleva usted que la pereza sea catalogada de insulto?

La verdad es que nunca he tenido ganas de replicar. El perezoso es buena persona sólo que está atrapado en mi red por su voluntad. Dejadme es fácil pero pocos dan ese paso. Ni si quiera para ducharse.

La verdad es que como periodista esta entrevista me resulta aburrida. Señora Pereza, ¿qué opina de los que se levantan a las 6 para ir a correr?

Yo corro más que ellos y algún día que esté motivada los atraparé. Son los que más se me resisten y tengo discusiones con su fuerza de voluntad. Mis argumentos son menos efectivos que con los fumadores.

Y, ¿cuáles son sus planes de futuro?

Nunca planifico nada. No tengo tiempo o me parece aburrido. Prefiero el sofá y las galletas.

¿Que les diría a la audiencia que nos está escuchando?

Le diría a los escritores que no escriban, que ya lo harán otro día, que tienen todo el tiempo del mundo, que mejor engordar con silencios y tiempos improductivos.

Gracias Señora Pereza ha sido un placer de entrevistarla, en breve volveremos con otras informaciones menos interesantes.

Lectura recomendada: La luz de tu destino (David Lucas)

Lectura recomendada: La luz de tu destino (David Lucas)

En esta reseña os presento una novela que conmueve y te llegará al alma. Sin duda una de las mejores novelas para comenzar el año 2018.
Me ha sorprendido la calidad literaria de la novela y el excelente manejo de los recursos narrativos por parte de su autor David Lucas. La calidad literaria se aprecia en cada párrafo y cada frase, excelente manejo de la trama y de la tensión narrativa.
Carlos es un camionero que emprende un viaje interior que le llevará conocer lo más profundo de su alma.  No contaré nada más.  Cuando leas el libro desde la primera línea sentirás una emoción que no se detendrá  hasta la última.  El libro está lleno de citas y referencias a autores, consiguiendo dar mayor trascendencia a cada frase. Realmente una lectura no es suficiente para captar toda la profundidad del texto.
La Luz de tu destino te atrapa desde la primera línea. Para ello David Lucas muestra un inmenso dominio de la escena y de los personajes. Lo curioso y la incertidumbre hacen avanzar la trama. La figura casi fantasmal de Santi aparece como un espectro en mitad de la carretera para desvelar a Carlos la verdad que tenemos dentro. En mi opinión nadie debería morir sin haber leído esta novela.
Me he sentido identificado con el protagonista, porque todos tenemos algo que descubrir de nosotros mismos. Los conocimientos y experiencia en neurolinguistica PNL de David Lucas está presente a lo largo de la obra.
Sin duda os recomiendo leer  La Luz de tu destino  y descubrirás una historia apasionante.
¿Todavía lo estás pensando?

El rastro de los libros

El rastro de los libros

Se atrevió a despertar en la penumbra. La oscuridad atrapaba las calles bajo los escombros de la batalla. Eran los únicos cuerpos que respiraban agazapados en la plaza, abrazados por el calor de las llamas. Más allá ardían los bloques de viviendas, demasiado cerca del infierno.

Huyeron dejando por la gran avenida. No reconocieron las fachadas y monumentos de lo que fue su ciudad. Sin saber por qué persiguieron el rastro de los libros que huían de las bibliotecas.

Ahora vuelvo cariño. Después una lengua de fuego cayó sobre sus cabezas.

Huyeron del huracán de fuego y horror. Pero ellos arrancaron los niños de las escuelas para implantar las ideologías en el lugar de los escombros.

Aunque estemos aquí y ésta sea nuestra ciudad, nunca volveremos a casa.

Si no hablamos, si no parlem

Si no hablamos, si no parlem

Si no hablamos el muro crecerá todavía más alto entre nosotros, si no parlem es farà encara més fosc.

No te entiendo, por qué quieres irte. Ja és massa tard. Tendrás que quedarte es nuestra casa y yo te quiero. Si no hablamos, si no escuchas los motivos que realmente nos unen… Quins motius. No podemos seguir así. Així no. Así tampoco.

Si no hablamos alguien arrancará las flores de nuestro jardín. Si no parlem m’aniré ben lluny. Y qué hacemos con las fotografías de la primavera. No las necessito. Creo que estás equivocado. Estamos equivocados. No hi ha res a dir, me’n vaig. Però no puc tancar la porta, sé que et necesito. Yo tampoco sabría vivir sin ti.

Si hablamos tal vez no se romperán los castillos de barro, las agujas nunca atravesarán los ojos de los niños. Si parlem i ens donem la mà s’esvairà la nostra incertesa. Si hablamos el camino será más fácil para los dos.

Y si rompemos los muros, las banderas, las mentiras. Y si nos vamos los dos… Tampoco nos dejarían.

Y si salimos de esta casa que estrangula nuestros pensamientos. Sempre hi ha un camí. No será mi camino ni el tuyo. Y si descubrimos otro lugar lejos de aquí…

Si hablamos todo irá bien.
Si parlem tot anirà be.

Las sombras después del incendio

Las sombras después del incendio

Cada noche te hundes desesperado en el lodo. No es fácil deshacerse de las sombras después del incendio.

No pude evitarlo. Me amenazó, eso es todo. Si no lo hubiera hecho ahora sería yo quien tragaría la tierra lentamente. Él me hubiera matado. Ayer el juez dictó mi sentencia.

Lo has conseguido, atrás quedaron los días que clavaste en mi cabeza tus absurdas teorías de cómo ser la esposa perfecta. Si no lo hubiera matado sé que ahora estaría muerta.

De niña me gustaba recorrer las calles y arrastrar los pies por la arena húmeda, la misma que ahora escupes en tu infierno infinito. La primera vez que me tapaste la boca todavía no había terminado la primavera. Nuestros cuerpos enredados en ese suspiro que araña mi garganta. Hoy no te besaré, mañana tampoco. En el salón juegas con mis cabellos, te gusta arrancar uno a uno mis recuerdos mientras mis uñas arañan el pastel.

Ayer decidí poner punto y final. Te hundiste en el lodo. En esta celda regresas cada noche para escupir alcohol en mis sueños. No respiro, ahora ya no.